¿ Ratio? ¿Qué Ratio?

           Hace unos meses, cuando empezaron a saltar por los aires las condiciones de trabajo en la educación y con el pretexto de ahorrar -para el déficit- se empezaron a aprobar medidas sin freno, una de ellas fue la de “el aumento de la ratio de alumnos por aula” . Todos nos echamos las manos a la cabeza, cuando vimos que las aulas se nos iban a ir llenando cada vez más y que esta contingencia se sumaría a las tantas vicisitudes y obstáculos que poco a poco vamos encontrando a la hora de trabajar con nuestros alumnos.
            Cuál no sería mi sorpresa cuando, un día , hará unas dos semanas , el tutor de uno de mis grupos y profesor de música me comenta : ” La Junta ( de Castilla y León) nos invita a llevar a los alumnos de 3º de la ESO a un concierto de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León en el auditorio Miguel Delibes de Valladolid. Nos han pedido que  vayamos 1 PROFESOR POR CADA QUINCE ALUMNOS . ¿Puedes venir ? “
              Supongo que compartiréis mi estupor. ¿ De modo que, para dar clase , enseñar una materia, atender las necesidades individuales de aprendizaje, mantener la concentración y el orden, y todo lo demás que se nos ocurra, vale 1 profesor para cada 30/35 alumnos ,clase tras clase,  y para sentarse a disfrutar de un concierto durante una hora, sentaditos en un magnífico auditorio necesitamos un VIGILANTE para cada 15? ¿ ¿Acaso para que no estropeen el precioso mobiliario? ¿ O los adolescentes son una plaga que hay que controlar más fuera de su centro escolar? o ¿ Queremos quedar bien cara a la galería? ¿Qué nos induce a pensar esta situación absolutamente contradictoria? No es difícil sacar conclusiones.
       Por supuesto, fuí con mi compañero ( y otros 4 más ). Los “adolescentes” se portaron MARAVILLOSAMENTE, todos disfrutamos del concierto, y volvimos soñando en que quizá , algun día, los alumnos  pueda disfrutar de  entornos como ese magnífico auditorio, atendidos en ratio 1 /15, con paredes de pintura al  estuco y suelos de madera,  no sólo durante una hora, sino durante todo su desarrollo escolar. 
Por soñar….que no quede.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s